21 de julio de 2014

“Digital”: Nuevas necesidades, nuevos costes para los CIOs

Quizá la palabra más de moda en el mundo de la tecnología es, últimamente, “digital”. Es una moda más, como tantas, pero es la que toca ahora. Como en muchas de las modas, no está muy claro qué es lo que significa exactamente, pero probablemente en este caso la incertidumbre sea mayor. Así, “digital” es una especie de paraguas que puede englobar big data (otro concepto cuyo alcance no está del todo claro), movilidad (otro “que tal baila”), cloud computing, colaboración mediante redes sociales, seguridad (que ya estaba, pero puestos a englobar)... Pero, independientemente de lo que cada cual entienda, lo que está claro es que todo el mundo y en especial las áreas de negocio de las empresas– “quiere ir hacia lo digital”.

Así que si las áreas de negocio se “embarcan en lo digital”, desde luego las áreas de sistemas de información tendrán que hacerlo. Dependiendo de cuál sea la comprensión o alcance que se defina en cada organización, el enfoque será uno u otro. Pero desde luego habrá que hacer nuevas cosas:
  • Proporcionar infraestructuras tecnológicas para soportar el análisis masivo de datos (desde luego las capacidades de acceso y almacenamiento de los datos, pero también probablemente hardware y software de soporte, aunque esto depende del enfoque de cloud);
  • Contar con perfiles profesionales orientados al análisis e interpretación de datos, además de poder liderar iniciativas que resulten de esos análisis;
  • Dotarse de capacidades para la incorporación de la movilidad a los procesos de negocio de las organizaciones –esto quizá debería ser lo más sencillo conceptualmente para un área de sistemas de información, pero se complica mucho en la práctica por la diversidad de plataformas móviles, la necesidad de integración con múltiples sistemas de back-office, aspectos de seguridad, etc.–;
  • Gestionar de forma completa la movilidad, no sólo al nivel de dispositivos –en nuestro país el concepto de MDM es aún incipiente–, sino también de aplicaciones, roles, etc.
  • Establecer políticas y mecanismos concretos para la incorporación del cloud computing como un recurso más del área de sistemas de información, más allá de las experiencias piloto o las “aplicaciones isla” que por el momento existen, completamente integrado tanto en los aspectos de provisión como en los de operación / explotación de la información;
  • ...
Y todo lo anterior, en gran medida, no existe en los actuales departamentos de sistemas de información. Con lo que se deberá acometer una muy necesaria inyección de recursos económicos en estos departamentos, “puestos a dieta” de estos recursos desde hace ya muchos años.


Eso sí, esa inyección se dará siempre que el negocio considere que son los “tradicionales” departamentos de sistemas los que les pueden proporcionar estas nuevas capacidades. Si no es así y otros agentes externos a los CIOs se quedan con estas nuevas responsabilidades, capacidades y roles, ya sea un nuevo CDO (Chief Digital Officer) u otro área, probablemente la “dieta” continúe y la función se estanque. Así que, aunque no se sepa muy claro a qué se refiere lo “digital”, parece que es un tren que las áreas de sistemas de información no pueden dejar de tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada