20 de febrero de 2013

Las funciones del CFO

Según un estudio realizado por Gartner que tuve ocasión de leer hace un tiempo, del 2011 al 2012 habría aumentado en aproximadamente un 3% el porcentaje de reporte de información de los líderes de TI a los CFOs.

La cuestión que me planteo a partir de esta información es si verdaderamente éste es un planteamiento adecuado para las TI, dado el difícil papel que se plantea para el CFO, al verse en la necesidad de controlar, por un lado, el ROI de las TI sopesando la viabilidad de las inversiones realizadas dentro del ámbito de las Tecnologías de la Información, y por otro, estudiando la necesidad de controlar los costes y estudiar su reducción, de acuerdo a los objetivos del negocio.

¿Podría esto traducirse en una pérdida de eficiencia en el desempeño de esas funciones?

3 de febrero de 2013

Sencillo... ¿y lejano?



Hace unos días estaba revisando artículos “antiguos” de analistas (qué rápido pasan a la categoría de “antiguo” muchas cosas en este mundo de TI). Y me reencontré con una forma sencilla, concisa, y muy informativa de presentar y analizar una cartera de proyectos como las que continuamente manejan las áreas de TI.

La representación no consiste más que en mostrar el ROI acumulado de los proyectos, ordenados de forma descendente; por ejemplo:

La imagen muestra sólo un ejemplo ilustrativo, pero creo que en muchos casos reales la situación podría ser parecida.

En la representación se puede ver que un conjunto reducido de proyectos es el que aporta la mayor parte del valor (más o menos siguiendo la regla de Pareto); que un número relativamente grande de proyectos aportan un valor reducido cada uno de ellos; y que un conjunto final de proyectos en realidad destruyen valor.

Sólo con un vistazo a un gráfico de este tipo surgen preguntas muy relevantes:

  • ¿Hay que llevar a cabo todos los proyectos destructores de valor? (quizá algunos sí, por imposición regulatoria, por ejemplo; pero ¡quizá otros no!)
  • ¿Hacen falta todos los proyectos que aportan poco valor? (la mayoría probablemente sí, por algún motivo u otro, pero puede haber otros que sean meros consumidores de recursos y que sin embargo no son realmente necesarios)
  • ¿Se está poniendo todo el interés en los proyectos que más van a aportar, para asegurar que se obtienen los retornos previstos? Sería casi trágico que algunos de estos pocos proyectos que realmente aportan un valor significativo no saliera adelante...

En mi opinión, esta representación es muy útil y es muy sencilla de obtener... si se tiene analizado el ROI, claro. Y ése puede ser el gran problema, desde luego: en la mayoría de las organizaciones TI este cálculo tan básico no se hace, o se hace de un modo heterogéneo... con lo cual no es posible lograr un tipo de análisis como el mostrado más arriba.

Para acabar, no puedo dejar de mencionar -y agradecer- el “antiguo” artículo: se llama “The Five Essential Metrics For Managing IT”, y es de Forrester Research de Abril de 2008.