30 de diciembre de 2012

¿Puede un círculo sacarnos de la rueda?

Hemos hablado en este blog de cómo algunas de las teorías o tendencias nacidas en Japón están cobrando más importancia y se están comenzando a implantar ahora, aunque de forma muy lenta. Este hecho no tiene porque ser fruto de la crisis, aunque no podemos obviar su peso en la evolución de las estrategias que siguen las empresas. Entre todas estas teorías y metodologías no sería justo olvidar aportaciones como la del profesor japonés Kaoru Ishikawa, cuya preocupación por la calidad dejó el famoso Diagrama Causa-Efecto, más conocido como Diagrama de Espina de Pescado, que hace uso de métodos estadísticos y resulta de gran utilidad para conocer las causas de defectos, reducir costes o mejorar la calidad de los productos entre otras.
Este profesor, experto en el control de calidad, afirmaba que el Control Total de Calidad en Japón se caracterizaba por la participación de todos, desde los directivos más altos hasta los empleados más bajos. Entre sus principios se halla uno realmente interesante, “el 95% de los problemas de una empresa se pueden resolver con simples herramientas de análisis y solución de problemas”, es decir, fácilmente podríamos mejorar la productividad de la empresa y por lo tanto aumentar los beneficios con herramientas accesibles y sencillas. Quizás la herramienta más relevante, que se sigue utilizando actualmente en Japón y ha sido exportada a Occidente, sea la de los Círculos de Control de Calidad (CCC). Se trata de pequeños grupos de trabajo, que se reúnen periódicamente y que tienen un responsable o supervisor, con unos objetivos comunes y que utilizan técnicas como el brainstorming con el objetivo final de mejorar la calidad.
No olvidemos que aumentar la calidad supone siempre una reducción no sólo de pérdidas sino también de costes por lo que de cara al nuevo año debería ser uno de nuestros objetivos prioritarios para seguir siendo líderes en un mercado cada vez más complejo, manteniendo o mejorando nuestra posición en un mercado económico difícil y cambiante.

23 de diciembre de 2012

Reducción de Gasto en Innovación Tecnológica


He visto en todos los telediarios como de nuevo se reduce el presupuesto de Investigación y Desarrollo en nuestro país. He leído en diferentes medios como la inversión en tecnología cae por tercer año consecutivo.

Las empresas españolas invierten cada vez menos en innovación tecnológica, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), desde que comenzó la crisis la inversión se ha reducido en un 26%, lo que conlleva a una reducción en la inversión de compra de maquinaria, formación, gastos en investigación y desarrollo, entre otros.

El crédito bancario ha cerrado el grifo y tampoco se puede contar con la inversión pública, existen alternativas como el fondo Isabel la Católica, puesto en marcha por el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y AXIS, sociedad de capital riesgo independiente del ICO, estos fondos dan un respiro a las Pymes que quieran invertir en innovación tecnológica.

Parte de la recuperación de la crisis española depende del futuro de las Pymes, por lo que este balón de oxígeno por parte de FEI y AXIS, logrará que muchas empresas puedan invertir en innovación tecnológica, fomentando el crecimiento de apertura de nuevos mercados y financiando proyectos de investigación y desarrollo proporcionando un mercado laboral estable para todos aquellos cerebros que están buscando fuera de nuestras fronteras una oportunidad.

21 de diciembre de 2012

¿Cual es la tecnología más apropiada para nuestra TI: disruptiva o habilitadora?

Este año ha sido definitivo para las tecnologías disruptivas, es decir, para aquellas que conducen a la desaparición de productos, servicios que utilizan principalmente una estrategia disruptiva frente a una sostenible. Aunque este término procede del mundo de la economía y fue presentado por primera vez en 1995 ha adquirido mucha importancia en los departamentos I+D de las empresas y durante este año han destacado sobre todo la movilidad y la nube híbrida.
Aunque sin quitar importancia a dichas tecnologías disruptivas, más revolucionarias que las habilitadoras, son estas últimas las que probablemente han reportado más beneficios a las empresas de TI. Entre dichas tecnologías están por ejemplo: Big Data, la visualización geoespacial, la identidad digital o la innovación medible.
Sin entrar en detalle, se considera una revolución el hecho de poder combinar lo datos basados en la ubicación física con el poder que ofrecen los análisis geoespaciales. De igual modo, día a día crece el número de usuarios que tienen credenciales digitales, y una identidad digital o “huella digital”; es un gran campo para las grandes empresas el crear nexos entre las credenciales corporativas y esas otras identidades ya existentes en la red. En cuanto a la innovación medible, hay que resaltar el hecho de que es un punto especialmente importante para los CIO´s, ya que deberían invertir y promover el uso de tecnologías emergentes para desarrollar soluciones e innovaciones que revertirán positivamente en el balance económico anual de la empresa.
Se podría concluir que elegir unas tecnologías desechando otras no es posible y que se debería pensar en la forma de combinar ambas tecnologías, midiendo con cautela la inversión para obtener el mayor beneficio posible sin perder calidad y optimizando tanto herramientas como recursos.

18 de diciembre de 2012

El Jefe de Proyecto

Tal y como comenté el pasado 21 de noviembre de 2012, en la ponencia ‘Factor humano: un elemento clave en la búsqueda de la eficiencia de los proyectos’, partícipe del ‘VII Congreso Nacional Visión12: Nuevos tiempos, nuevas oportunidades’,  organizado por itSMF España, en la cual tuve el placer de colaborar con Beatriz  y Montse:

“El jefe del proyecto es un superman: proactivo, eficaz, eficiente, líder, diplomático, comunicativo y resolutivo”


(Podéis ver la referencia en twitter: https://twitter.com/itsmfes )

Me reitero en esa definición y además añado que tener al cargo de un equipo de trabajo a un buen líder nos reportará no solamente fomentar el crecimiento personal y profesional de todos los miembros, logrando metas inalcanzables en muchos de los casos, sino que además nos reportará beneficios económicos dentro de las TI.

El jefe de proyecto además fomenta la creatividad de las personas, lo que implica que la resolución de los problemas y los riesgos del proyecto puedan reducirse considerablemente.
Fomentará los valores en los miembros del equipo como el afán de superación, el trabajo en equipo, el sentido de responsabilidad, etc.

El jefe de proyecto es la cabeza visible tanto para la empresa como para el equipo de trabajo. Un buen jefe de proyecto hará que a su equipo de trabajo le guste su trabajo; la motivación, será uno de sus fuertes y gracias a ese espíritu de equipo ahorraremos en costes de TI, puesto que podremos optimizar muchas actividades buscando el máximo rendimiento del equipo; siempre es mejor trabajar con una sonrisa y motivado. 

12 de diciembre de 2012

Tendencias en externalización... ¿también en IT?

Cada vez se oye a más gente (o, si se prefiere, cada vez se ven más artículos y blogs) diciendo que el modelo tradicional de externalización / outsourcing está cambiando, y que el offshoring a la India y China, principalmente, está progresivamente siendo sustituido por el nearshoring (hacia Europa del Este en el caso de Europa, y hacia Sudamérica en el caso de EE.UU.) Se alegan motivos como la coincidencia de husos horarios, una mayor orientación a la provisión de un buen servicio, el menor peso de la obtención de márgenes comerciales...

Esto puede ser cierto en el caso de la externalización de actividades de fabricación o, en general, industriales. La difícil situación económica en todos los países "desarrollados" hace que cada vez sea más difícil el justificar la destrucción de puestos de trabajo, más o menos cualificados, en sus mercados locales, y su creación en países alejados como India o China. De hecho, hay campañas de relaciones públicas (quizá la más notable es la de Apple) basadas en este aspecto de "repatriación de puestos de trabajo".

Ahora bien, ¿qué ocurre en el caso de los servicios TIC? Servicios tales como el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones se llevan externalizando a la India (en el caso de los países anglosajones) o a Sudamérica (en el caso de España y otros) desde hace tiempo. ¿También están "retornando" esos servicios?

Mi opinión es que por el momento, no. Ya se sabe cuáles son los problemas que adolecen estos servicios (el idioma, la "lejanía" respecto al cliente final, la transmisión de requisitos que no siempre es todo lo explícita que se requeriría...), pero precisamente, se saben y se intentan mitigar. Si el huso horario no es un problema y se es capaz de especificar muy bien los requisitos, es muy probable que el trabajo acabe en Bangalore, donde, por cierto, no dejan de intentar mejorar cómo prestan sus servicios; y si no es posible especificarlo tan bien, se llevará a Buenos Aires o México... y si no tendrá sentido dejarlo en Málaga o en León. Con lo anterior intento mostrar que, en el mundo de las TIC, la externalización ha evolucionado más que en otras áreas, y desde hace tiempo tenemos offshoring, nearshoring e inshoring, funcionando conjuntamente, y se escoge el más adecuado teniendo en cuenta el coste, desde luego, pero también otros aspectos del servicio.