29 de abril de 2012

El arte de la ingeniería aplicado a la economía de las TI‏

No hace falta mencionar que esta crisis está afectando a los proveedores de servicios de TI. Ya sean proveedores externos o internos. Los primeros se están viendo afectados por el decremento de la facturación, reducción del precio de contratos actuales, lo que obliga a adecuar al máximo los costes, para poder ajustarse al mercado y a los requerimientos de los clientes, que entre otras cosas es reducir el precio, y obtener la máxima rentabilidad posible. Y los segundos, los proveedores internos, que han visto que tanto sus presupuestos de inversión, como los de explotación, se han reducido notablemente. Pero esta situación no evita asumir el reto de mantener las infraestructuras existentes y sobre todo, aquellas infraestructuras de TI que soportan los procesos de negocio. Hay que conseguir que las inversiones pasadas se amorticen en un mayor período de tiempo, la renovación tecnológica hay que estudiarla para realizar sólo aquellas inversiones estrictamente necesarias, realizar el caso de negocio que justifique las nuevas infraestructuras o servicios, así como el estudio del ROI relacionado. Esta situación nos está llevando a preguntarnos, si nuestras estructuras y modelos de costes eran los correctos o mejor dicho si son válidos para una entorno de crisis. ¿Hay que reajustar nuestros modelos de costes con el escenario actual? ¿Hay que intentar convertir costes fijos en variables, los directos en indirectos? En definitiva hay que aplicar el arte de la ingeniería a la economía de las TI para buscar las soluciones a los problemas económicos actuales.

25 de abril de 2012

¿Qué entendemos por Economía de las TI?


Según el diccionario de la RAE, entendemos por 'economía' los siguientes conceptos:
  • La administración eficaz y razonable de los bienes.
  • El conjunto de bienes y actividades que integran la riqueza de una colectividad o un individuo.
  • Es la ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos.
  • Contención o adecuada distribución de recursos materiales o expresivos.
  • Ahorro de trabajo, tiempo o de otros bienes o servicios.
  • Ahorros mantenidos en reserva.
  • Reducción de gastos anunciados o previstos.

Teniendo en cuenta estos conceptos podríamos definir la  Economía de las Tecnologías de la Información como aquella economía que se encarga de administrar los bienes o activos correspondientes a las TI de forma eficaz y eficiente, buscando la manera de optimizar en recursos y en coste.

Para ti, ¿qué aspectos englobaría la Economía de las TI?


Cuando el CIO tiene que echar cuentas

Tradicionalmente los responsables de las áreas de Sistemas de Información de las empresas tenían un perfil técnico, muy cercano al día a día de las actividades que se llevaban a cabo bajo su responsabilidad. Para estos técnicos, lo más importante era llevar a cabo su trabajo lo mejor posible, con un enfoque que en muchos casos se podría definir como "de ingeniero".

Esos tiempos han quedado atrás y, si bien la componente técnica del trabajo de los CIOs sigue siendo muy alta -sobre todo si lo comparamos con otros perfiles directivos equivalentes en otras áreas del negocio-, es cada vez más evidente la necesidad de un enfoque de gestión en muchas de sus responsabilidades.

Los aspectos de gestión económica del área de Sistemas de Información son una de las áreas a la que más interés deberán seguir prestando los CIOs en los próximos tiempos. Estos últimos años de recortes, ajustes, restricciones presupuestarias, unidos a los siempre crecientes requisitos del negocio, han agudizado los dolores de cabeza del CIO para que las cuentas cuadren. Pero, en general, las cuentas tienden a cuadrar y el espíritu pragmático del ingeniero permite también llegar a final de año con unos resultados (en cuanto a proyectos realizados, servicios prestados, etc.) generalmente buenos.

Sin embargo, ¿qué hay más allá de los recortes presupuestarios y de ajustarse lo más posible a ellos para seguir dando servicios de calidad? El CIO sabe cuáles son los costes totales bajo su responsabilidad, y también sabe de la calidad de los servicios que proporciona. Pero ¿sabe cuál es el coste real de cada servicio?; ¿sabe cómo cada proveedor o departamento interno aporta valor -o quizá todo lo contrario- a esos servicios?; ¿sabe si el modelo de prestación que ha adoptado para un determinado servicio es el que le permite los mejores resultados con el menor coste?

La clave en todas esas preguntas y muchas más en el mismo sentido es el coste por servicio. En algunos casos es sencillo de calcular, por tratarse de un servicio completamente externalizado a un proveedor, o que está basado en una infraestructura o un equipo de personas muy concreto. Pero en un mundo crecientemente interrelacionado, los servicios que prestan las áreas de Sistemas de Información no son la excepción: multitud de funciones, plataformas y proveedores, colaboran, se superponen y en ocasiones se estorban en la prestación de un gran número de servicios. En este caso, calcular el coste de los servicios para entender su dinámica económica no es sencillo.

Pero que no sea sencillo no quiere decir que sea imposible. Existen herramientas, desarrolladas hace mucho tiempo, para abordar el problema. ¿Qué tal echa las cuentas el CIO usando la contabilidad analítica aplicada a sus servicios?

20 de abril de 2012

Buena Economía y Tecnología: síntoma de que las empresas funcionan

Encuestas, estudios y analisis comparan resultados entre la situacion economica de las empresas y la tecnologia que poseen. De entrada aunque podria parecer una frivolidad, no hay duda de que es cierto. La situacion de las empresas puede verse en su economia y en la tecnologia que usan a diario para desarrollar su actividad. Cuanto mejor sea su economia, cuanto mas moderna sea su tecnologia, cuanto mejor su adaptacion a ella, mayor sera la calificacion que pueden obtener. Economia y tecnologia son dos palabras claves que cada vez mas iran unidas, en la empresa y tambien en las personas. Las empresas, organizaciones, entidades, asociaciones con una economia aceptable, fruto de una buena gestion, podran hacer frente a inversiones en tecnologia que les permitira diferenciarse de sus competidores, abordar nuevos mercados, aportar valor a sus clientes, ser lideres en su sector. Aumentaran sus ingresos y podran adquirir nueva y mejor teconologia que les permitira seguir avanzando, quizas seguir creciendo y como minimo tendran asegurada su subsistencia. Una economia saneada en la empresa posibilita la adquisicion de tecnologia de ultima generacion, Contrataciones de personal con elevadas cualificaciones y capacitaciones de adaptacion a la tecnologia en menor tiempo, permitiran un retorno de la inversion en plazos mas reducidos. Como resultado, las empresas, que subsistan, donde las inversiones en tecnologia sean menores debido a su baja capacidad economica,necesitaran realizar esfuerzos mayores y tendran que trabajar mas duro para llegar a competir con las de mas elevada implantacion tecnologica. Pienso que este escenario sera en los proximos años uno de los factores claves y diferenciadores del panorama empresarial y tecnologico, no solo del mundo cercano que nos rodea si no que probablemente llegue a convertirse en un estandard.

18 de abril de 2012

Los modelos de gestión de los CEO’s

Actualmente todo aquello que suponga un gasto es analizado con lupa no solo por las empresas sino por el público en general. Los gastos inherentes a la gestión de un CEO están siendo cuestionados ahora más que nunca. Hasta ahora nadie parecía ocuparse demasiado por el tipo de gestión que realizaba el CEO, sin embargo diversas noticias relacionadas con el tema han llevado a preguntarse si estos modelos deben ser estudiados y aplicados en función del tipo de mercado o público al que va dirigida la empresa.


Existen dos líneas de gestión claramente diferenciadas, una es aquella llevada a cabo por un CEO con dotes mediáticas cuyo protagonismo puede aportar grandes beneficios pero que también en determinados momentos puede acaparar tanto interés que eclipse por completo no solo el nombre de la empresa sino la finalidad de la misma, siendo el propio CEO centro y foco de todas las miradas. Y en paralelo existe otro modelo de gestión completamente diferente; aquel en el que la presencia del CEO es tan discreta que prácticamente no se sabe de su existencia; se trata de ese CEO que trabaja en la sombra y no desea ser conocido, aunque sus meritos obviamente habrán de ser recompensados de igual forma que el caso de un CEO con mayor “visibilidad” o popularidad.


Pero desde el punto de vista económico, ¿qué modelo de gestión aporta más beneficios? ¿Se debería por lo tanto realizar un estudio para que en la elección de un CEO pesara también su modelo de gestión? ¿Deberá el CIO adoptar el mismo modelo? ¿Qué ventajas presenta para las TI?

15 de abril de 2012

Creando cultura financiera

Quien no se ha encontrado ante el desafío de recopilar datos de una gran variedad de ficheros, manejar numerosas fórmulas de costes en hojas de cálculo - con la consecuente dedicación de tiempo -. Este laborioso proceso ha permitido a los centros de coste elaborar un presupuesto, creyendo que a la Dirección se le facilita realizar un seguimiento real del mismo, analizar los posibles impactos,… Una segunda derivada son ‘los cuadros de mando’ (a menudo desarrollados a medida), ‘una herramienta’ o ‘complejas métricas’… se supone entonces que con estas fórmulas ¿entendemos la actividad financiera en términos de servicios TI? 

Otras cuestiones que debemos plantearnos son: 
  • ¿Qué pasos debemos seguir para crear una cultura financiera? 
  • ¿Cómo posibilitar la toma de decisiones y centrarnos menos en los datos?

14 de abril de 2012

Las TIC y este año

Según las previsiones que habían estimado diversas fuentes, un aspecto a señalar para 2012 sería una ‘desaceleración’ en el incremento que venía siendo típico en el gasto en las TIC. Esto plantea una serie de cuestiones fundamentales a tener en cuenta, como son el hecho de preguntarnos si las empresas están realizando unos adecuados y efectivos cálculos del ROI o si las mismas están realmente realizando una gestión adecuada de la capacidad encaminada a enlazar y acompañar a los objetivos y metas marcados por el Negocio.

La primera de estas cuestiones plantea algunas dificultades de análisis al ser complicado cuantificar el retorno de la inversión de las TI que materializan determinados aspectos como la mejor imagen de empresa generada, u otros aspectos similares que dificultan el cálculo total del ROI. ¿Cómo podemos estimar estos aspectos de una forma lo más ajustada posible a la realidad? Y lo que es más importante, ¿cómo usamos los resultados de este cálculo para orientar las inversiones siguientes de forma acertada?

En el caso de la segunda de las cuestiones, relacionada con la adecuada gestión de la capacidad, intervienen también algunos aspectos claves como son el estimar las tendencias futuras, y por tanto, los requisitos que deberán cubrir las TIC en un medio o largo plazo, y en concreto, la capacidad de la que necesitaremos disponer para cubrir los mismos. Esto, claro está, sin incurrir en gastos innecesarios fruto de una estimación de capacidad sobredimensionada. La búsqueda del equilibrio a este respecto es fundamental para adaptarnos al presupuesto, si cabe más ajustado, de las TI. ¿Lo estamos llevando a cabo con resultados exitosos y alineados con los objetivos del Negocio?