19 de octubre de 2012

¿Existe la elasticidad en la economía de las TI?

Con el fin de aprovechar los beneficios de la nube, y por lo tanto mejorar los resultados económicos de las TI, están apareciendo un gran número de aplicaciones elásticas.  Con ellas obtendremos una ganancia mayor, combinando dos de las características más conocidas de la nube (elasticidad y escalabilidad), con la elasticidad de la propia aplicación. De hecho, hay analistas que han demostrado que una aplicación que no esté optimizada podría ser más costosa en la nube que en el alojamiento utilizado hasta ahora.
Actualmente pocas aplicaciones están diseñadas de forma elástica, y las que están preparadas para ello implican un desarrollo de código muy complejo para la mayoría de los desarrolladores. La plataforma de las aplicaciones elásticas reduce las habilidades necesarias para gestionar las aplicaciones empleadas, como por ejemplo con la tecnología “Big Data”, y permite que las aplicaciones saquen ventaja de la escalabilidad de la nube. Es decir, ya no sólo debemos preocuparnos del ahorro que supone la nube sino que además deberemos considerar el hecho de tener aplicaciones elásticas; esto implica que será posible liberar recursos en el caso de que la carga disminuya, y mantener el rendimiento si aumenta el número de usuarios, y por lo tanto el volumen de datos que maneja.
Asimismo es importante disponer de una arquitectura elástica; especialmente crítica en el caso de Infraestructura como Servicio (IaaS) y en algunos casos de Plataforma como Servicio (PaaS), y en el caso de empresas que utilizan la nube privada pero que en algún momento han necesitado aumentar su capacidad por encima de sus posibilidades. En este caso deberán estudiarse aquellos casos en los que su uso pueda suponer un ahorro a largo plazo.
 Por todo esto tal vez podríamos hablar también de elasticidad en la gestión económica de las TI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario