17 de septiembre de 2012

Cloud Computing: ¿costes ocultos?



Todos somos conscientes de los beneficios que el cloud computing aporta a las empresas: variabilización de los costes para ajustarlos a la demanda, escalabilidad, menor riesgo de obsolescencia tecnológica, flexibilidad para el despliegue y retirada de servicios...

Por otro lado, también tenemos relativamente claros los principales problemas que genera el uso de cloud computing, y que en general giran alrededor de la disminución de la seguridad: falta de “propiedad” de los datos, riesgo de filtrado de los mismos, etc.


Sin embargo, existe un buen conjunto de elementos que, asociados a la operativa en cloud, conllevan un aumento de los costes de gestión para las empresas y sus departamentos de IT. Sin ser exhaustivos y teniendo claro que el futuro nos traerá tanto soluciones para algunos de ellos como nuevos desafíos, se pueden citar:


  • Complejidad de la vuelta atrás: Si hemos pasado a utilizar una aplicación SaaS para nuestra gestión comercial y queremos dejar de utilizarla, ¿es sencillo “recuperar” todos los datos para migrarlos a la nueva solución?

  • Complejidad en la gestión del mantenimiento: Las actividades de evolución y mantenimiento que llevan a cabo múltiples proveedores de SaaS, PaaS e IaaS, de forma completamente autónoma entre sí y respecto a la empresa, generan un coste adicional de supervisión para comprobar que las funcionalidades se mantienen, identificar cambios, nuevos problemas surgidos en las interfaces, etc.

  • La recuperación frente a desastres sigue siendo necesaria: Nuestro flamante proveedor de servicios en cloud puede tener problemas con sus equipos o con nuestros datos, como cualquier otra infraestructura; así que no dejemos de mantener y pagar una infraestructura redundante de equipos y datos...

  • Complejidad en auditorías y cumplimiento: Si las actividades de auditoría de datos y sistemas de información son complicadas sobre nuestra infraestructura, el lograr que una empresa certificadora, un auditor o una organización gubernamental verifique que cumplimos las regulaciones y normas adecuadas utilizando una (o muchas) solución cloud es mucho más costoso.

La tendencia hacia el cloud es probablemente imparable, y proporcionará muchas ventajas. Sin embargo, aspectos como los anteriores deben tenerse en cuenta para que las empresas no incurran en muchos más costes de los previstos o, en el peor de los casos, se encuentren con desagradables sorpresas respecto al soporte de sus procesos y sus negocios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario