2 de agosto de 2012

¿Cómo afectarán las regulaciones al futuro de las TIC?


¿Estamos preparados para afrontar el futuro con nuestras infraestructuras TIC? O dicho de otra manera, ¿están nuestras infraestructuras TIC preparadas para afrontar el cumplimiento de determinados requisitos y regulaciones de cara a los próximos años?

La necesidad de cumplir con requisitos específicos como es el caso de los incluidos en acuerdos como Basilea III para el sector financiero o Solvencia II para el sector asegurador, o por ejemplo MiFID (Markets in Financial Instruments Directive 2004/39/EC), etc.

Los requisitos relacionados con todos estos acuerdos, directivas y normativas, determinan una serie de cambios en las organizaciones y por tanto, en la estrategia a adoptar en el ámbito de las Tecnologías de la Información.Estos cambios abarcan aspectos relacionados con la gestión de riesgos, el reporting, los sistemas de almacenamiento y procesamiento de datos  y conllevan la toma o no de decisiones relacionadas con los mismos, como la externalización, el cloud computing, los centros de datos, etc.

En este punto, siempre podemos cuestionarnos a cuántos millones de euros podrían ascender las potenciales sanciones derivadas del incumplimiento de todas estas regulaciones…y en definitiva, ¿estamos preparados o es necesario afinar nuestras TIC?

2 comentarios:

  1. Muy interesante el comentario, sin embargo se puede plantear una duda.
    ¿Se está dedicando tiempo al análisis y estudio de estas normativas, bien por parte de un departamento o de un recurso concreto?. No se está realizando por falta de interés, por desconocimiento...desconocimiento que por otra parte no exime de culpa si se incumple alguna regulación sujeta a elevadas sanciones.
    ¿No es posible que tengan la percepción de que la inversión para cumplir estas normativas parezca a priori muy elevado y por ese motivo su cumplimiento se esté posponiendo?

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu observación. Efectivamente, el desconocimiento puede jugar un papel en su contra considerable, y la inversión puede parecer a primera vista elevada; pero una visión a largo plazo, y dependiendo del mercado donde nos estemos moviendo, la legislación aplicable y la estrategia de la empresa a futuro, puede resultar muy interesante y posiblemente reveladora. En mi opinión, no debemos perder de vista la opción de 'estar preparados para lo que esté por venir'...

    ResponderEliminar