11 de mayo de 2012

Buscando la eficiencia: los costes de calidad


Es obvio que las empresas, dentro de sus objetivos, tienen presente la importancia de reducir los costes, a la vez que aumentan la productividad y la calidad de los servicios ofrecidos. Estos objetivos no deben tenerse en cuenta de forma separada, sino que hay que buscarlos en paralelo, en un esfuerzo de búsqueda conjunta de la eficiencia.

Los procesos existentes en la organización determinarán la eficiencia de los servicios ofrecidos, y serán responsables de la línea de mejora continua dentro de la misma. Deberán estar diseñados de tal forma que permitan unas salidas dentro de un margen de eficiencia, lo que implica a su vez un grado aceptable de calidad de los servicios.

Existen diversos tipos de costes asociados a la calidad, que podrían ser incluidos dentro de un sistema de costes de calidad, a tener en cuenta dentro de la organización, y varios modelos que ayudan a prever su composición, evolución típica y tendencias. Dentro de estos costes se pueden tener en cuenta sin entrar en detalles los costes de prevención, evaluación, fallos internos, externos, etc. Cada uno de ellos, tendrá su composición concreta y su relación cuantitativa con los demás.

Realmente, si analizamos y disminuimos estos costes asociados a la calidad disminuiremos los costes de la organización, contribuyendo a la vez a una mayor satisfacción por los servicios prestados. Pero surge la duda de hasta qué punto los tenemos identificados y controlados…

No hay comentarios:

Publicar un comentario