18 de abril de 2012

Los modelos de gestión de los CEO’s

Actualmente todo aquello que suponga un gasto es analizado con lupa no solo por las empresas sino por el público en general. Los gastos inherentes a la gestión de un CEO están siendo cuestionados ahora más que nunca. Hasta ahora nadie parecía ocuparse demasiado por el tipo de gestión que realizaba el CEO, sin embargo diversas noticias relacionadas con el tema han llevado a preguntarse si estos modelos deben ser estudiados y aplicados en función del tipo de mercado o público al que va dirigida la empresa.


Existen dos líneas de gestión claramente diferenciadas, una es aquella llevada a cabo por un CEO con dotes mediáticas cuyo protagonismo puede aportar grandes beneficios pero que también en determinados momentos puede acaparar tanto interés que eclipse por completo no solo el nombre de la empresa sino la finalidad de la misma, siendo el propio CEO centro y foco de todas las miradas. Y en paralelo existe otro modelo de gestión completamente diferente; aquel en el que la presencia del CEO es tan discreta que prácticamente no se sabe de su existencia; se trata de ese CEO que trabaja en la sombra y no desea ser conocido, aunque sus meritos obviamente habrán de ser recompensados de igual forma que el caso de un CEO con mayor “visibilidad” o popularidad.


Pero desde el punto de vista económico, ¿qué modelo de gestión aporta más beneficios? ¿Se debería por lo tanto realizar un estudio para que en la elección de un CEO pesara también su modelo de gestión? ¿Deberá el CIO adoptar el mismo modelo? ¿Qué ventajas presenta para las TI?

No hay comentarios:

Publicar un comentario